Make your own free website on Tripod.com

Contáctame::
lahoradelosfantasmas@hotmail.com

 

LA VIUDITA:

Sus orígenes se remontan a la época colonial. Una pareja de campesinos tuvo una hija, y por su extremada pobreza no fue bautizada. Cuando estuvo e edad de casarse, un campesino se obreció a hacerla bautizar si aceptaba ser su esposa. Así se combino; pero el mancebo que solo esperaba aprovecharse de su incenia no cumplió su promesa, pero tampoco pudo llevar a cabo sus planes y la chica fue rescatada y devuelta a sus padres.

Con el paso del tiempo, fue pedida en matrimonio por un vecino quien la hizo su esposa. Del matrimonio nacieron varios hijos. Entre tanto, el marido se aficionó al trago, al juego y a las malas mujeres. Como no faltan los chismes, a oios de la esposa llegaron las noticias de las andanzas del marido.

Presa de los celos, se dió a la tarea de seguir a su esposo do quiera que él iba. Vestida de negro, se ocultaba en las sombras de la noche, persiguiendo los paso de su esposo. Después de mucho tiempo de seguimiento, cierta noche la sorprendió la muerte.

Quedó el marido viudo, a cargo de los hijos; la langosta y las sucesivas inundaciones de los ríos, llevaron a la ruina al mísero agricultor, quien debió subsistir de la caridad pública, hasta que un hacendado le empleó.

Un día al regresar al hogar después de sus quehaceres, encontró la casa en orden, los alimentos servidos la ropa límpia y planchada.

- Quién vino mij? preguntó a uno de los pequeños.

- Mi mamá respondió el crío.

El campesino se quedó pensativo, peo la siación se repitió una y otra vez, a lo que les indicó a los niños (que continuaban afirmando que su mamá venía a visitarlos) que eso era imposible, que la mamá había muerto y estaba en el cielo.

Picado por la curiosidad decidió acecharla, y efectivamente la sorprendió un día; aprisionánola le exigió que le revelara el secreto de su vida. Ella le refirió la historia de su no bautizo y el engaño del primer pretendiente. El marido le rogó que se dejase bautizar, a lo que ella se negó para "no volver a morir".

El buen hombre quizo retenerla y bautizarla a la manera de los primitivos cristianos, pero el fantasma desapareció y nunca volvió a la casa.

Se aparece en las noches sin luna y persigue a los borachos y mujers celosas y de mal vivir.


Copyright © 2002 - 2004 La Hora de Los Fantasmas con Carlos Eduardo Montaño Vivas.
Esta web fue diseñada por eWorks Studios sobre un proyecto por Carlos Eduardo Montaño Vivas, Algunas Imágenes fueron tomadas de la World Wide Web.