Make your own free website on Tripod.com

Contáctame::
lahoradelosfantasmas@hotmail.com

 

PARA ANDARSE CON CUIDADO...:

Cierto noche, un viajante se dirigía desde el puerto de Buenaventura, hacia la ciudad de Cali, conduciendo su carro. Al llegar a una gran curva en el camino observó que a un lado de la vía se encontraba una gran construcción con muchos vehículos afuera, y adentro se escuchaba la música de una gran farra.

Sediento, se detuvo a tomar una cerveza. Ingresó al establecimiento y fue atendido. Pudo notar no sin extrañeza, que tanto las camareras, como otras personas presentaban algunas heridas que sangraban, pero que al parecer no les causaba ninguna molestia, pues todo era alegría.

Culminado el consumo, reinició la marcha.

Pocos días después, en compañía de un amigo, efectuó el viaje de regreso. Al aproximarse a la gran curva en donde días atrás había calmado su sed, convidó a su amigo a una cerveza helada. En realidad, lo helado fue lo que allí encontró: En el sitio en el que había parqueado su vehículo, y en donde se encontraba la taberna, se encontraba un profundo abismo donde hacía varios años un bus de transporte intermunicipal se había accidentado rodando a esas profundidades...

(Colaboraciones de Humberto Vivas Balcázar; Cali)


Copyright © 2002 - 2004 La Hora de Los Fantasmas con Carlos Eduardo Montaño Vivas.
Esta web fue diseñada por eWorks Studios sobre un proyecto por Carlos Eduardo Montaño Vivas, Algunas Imágenes fueron tomadas de la World Wide Web.