Make your own free website on Tripod.com

Contáctame::
lahoradelosfantasmas@hotmail.com

 

APARICIONES MACABRAS EN LA EMPRESA CAFETALERA CAFÉ DURÁN, PANAMÁ, CIUDAD DE PANAMÁ:

Mi nombre es Carmen,  mi prometido consiguió trabajo luego de graduarse de contador en la sólida empresa cafetalera de los duran en la ciudad.  lamentablemente para esta pudiente familia la desgracia parece haberse apoderado de sus seres queridos eliminándolos en terribles accidentes.

Al poco tiempo de comenzar a laborar en la empresa como contador, Carlos debía quedarse tiempo extra para adelantar trabajo.  fue cuando  comenzó a escuchar pasos y sentir que lo observaban.  en esos entonces entablo amistad con varios celadores de la noche, ellos le comentaron de los raros sucesos que a veces se daban lugar en la empresa.  Carlos decidió no quedarse solo ni una noche mas en aquella empresa, pues mejor es prevenir que lamentar un terrible susto.

Como marcados por la desgracia, en esos meses los Durán, sufrieron otra terrible tragedia, una de las avionetas en las que viajaban una sobrina de la familia Durán en compañía de un nieto y otro familiar mas," la verdad es que no tengo ese dato muy seguro"  

Lo cierto es que la avioneta se estrelló y varias personas murieron, entre ellas el piloto, la sobrina y el copiloto.  Estuvieron perdidos por algunos días, lo cierto es que los hallaron y al fin pudieron darles cristiana sepultura a los caídos.

Noches después del entierro, uno de los celadores del turno nocturno fue a orinar.  dice que en cuanto se metió al servicio y se abrió la bragueta para hacer lo que nadie podía hacer por él, sintió el aroma de un perfume exquisito de mujer, esto lo asusto mucho pues solo estaban el y su pareja.  la pareja estaba haciendo ronda en otra parte de la empresa en aquellos momentos,  el asustado hombre trato de apresurar su micción pero la verdad es que al voltear y ver reflejado en el espejo el cuerpo de la joven muerta, la cual tenia un trozo de vidrio atravesándole el cuello casi decapitándola lo dejo sin aliento. Esta le extendía los brazos en un sórdido lamento.  para no hacer largo el relato, que de paso es verídico, el pobre celador salió corriendo despavorido con su miembro aun colgando y meando hasta salir fuera de los edificios.  Como el hombre necesitaba del trabajo, no pudo renunciar... sin embargo desde ese día no quiso volver a trabajar en la noche.

Como estos relatos han habido muchos, la veracidad de lo que he contado yace en las palabras de aquel celador, pero estoy convencida que no mintió, pues recuerdo que mi novio también sintió cosas raras al quedarse solo en la empresa durante la noche,  tanto que él también optó  por no quedarse mas; Hoy ya no trabaja para Café Durán, pero aun recuerda con estupor que estuvo laborando en un recinto habitado por entes desgraciados que en su mayoría perecieron de manera trágica y escalofriante.

(Colaboración de Johan Serner; Ciudad de Panamá, Panamá)


Copyright © 2002 - 2004 La Hora de Los Fantasmas con Carlos Eduardo Montaño Vivas.
Esta web fue diseñada por eWorks Studios sobre un proyecto por Carlos Eduardo Montaño Vivas, Algunas Imágenes fueron tomadas de la World Wide Web.